sábado, 25 de octubre de 2008

Ale

Mi pequeña hermana que ya no es tan pequeña porque tiene quince años y probablemente un novio al que pronto tendré que destripar, me escribió ayer un bonito email pidiéndome que la ayude con un cuento que le habían pedido en su colegio. Ella había escrito ya una hoja y media pero le habían pedido cuatro hojas y ya se había quedado sin ideas. Pero es que !Cristo santo!. A mi mismo, que llevo como diez años escribiendo cuentos, uno de cuatro hojas me toma cuando menos una semana de desvelo y locura temporal. Pero allí tenemos a estos salvajes pidiendo de un día para otro cuatro hojas de literatura a un grupo de adolescentes que ya tienen bastante con todas aquellas hormonas brotándoles del cuerpo como musgo.

De todas formas, yo estaba encantado con todo el asunto porque me hacía recordar la historia de Holden con su hermanita Phoebe y las historias que ella escribía sobre su alterego la niña detective: Hazle Weatherfield. Total que abrí el cuento de Ale (así se llama mi hermana: Alessandra), y me eché a leerlo.

De arranque debo decir que me quedé lelo al ver que era un cuento autobiográfico y no alguna ñoñez copiada del cine o la tv. Era su propia historia. Una historia triste sobre mudarse de ciudad y perder a sus amigos. Además Ale se había tomado la molestia de inventarse un alterego. No sé si se habrá tardado mucho en escoger el nombre o si fue repitiéndolos en su mente hasta que aquel le sonó a sí misma, pero cuando yo leí Sofía, por poco y no salto por la ventana. Sofía es un nombre que yo siempre he querido usar para mis personajes femeninos. Creo que me gusta desde que leí un poco de El mundo de Sofía. Por alguna razón no lo he usado hasta ahora. Y allí estaba ahora Sofía. En el cuento de mi hermana. Sofía era mi hermana.

Después de eso, terminar el cuento me fue facilísimo. Sofía me salía de los dedos, se dejaba guíar como una niña a quien yo estuviese llevando de la mano por la playa. Terminé el cuento en un par de horas y se lo envié a Ale que quedó encantada con la historia.

Así que aquí estoy, después de estas dos semanas, (¿o han sido tres?, ya perdí la noción del tiempo), he vuelto a escribir. Creo que se lo debo un poco a Ale y por eso quería dedicarle este primer post de mi regreso. Ella no lo leerá porque no tiene el link de mi blog, pero con paciencia, supongo que algún día se topará con alguno de mis cuentos y descubrirá a su Sofía dentro. Entonces sabrá que aquel día que me pidió ayuda con su tarea, era en realidad ella quien me estaba ayudando.



Gracias a todos por la espera =D

16 comentarios:

rascapié condosi fillol XD dijo...

:)
extrañaba leerte
qué bueno y qué bello es el mundo contado por ti,

...tonto..

XDDDDDDDDD

no decir dijo...

escribir es como aguantar la respiración... puedes hacerlo, pero no por mucho tiempo.
ahora, signor, tome harto aire y de un largo aliento ;)
suerte!

kara::kara dijo...

:)

sofiaa noooooooooooooooooooo -_-*


Oye lemon, por qué me paras subiendo y bajando del ranking xD

¬¬

que cursi tu post xD pero está bonito :D sshhshshshsssh

Yani dijo...

Ea! beso para Alessandra Sofía!

:P

Alterself dijo...

Alessandra es mi hermanita XD

Anónimo dijo...

me cagas, se te extraña por estos lares de oscuridad y pañuelos versace
VIVA EL POLLO CHUCHAAAAAA!

yo fashion

reinadecapitada dijo...

se te extrañaba

(qué bien que no sentí el paso de las dos semanas)

¿cuando volvemos a intercambiar libracos?

beso

la verdad dijo...

me parece o aquí huele a mentira???

aquí en los comentarios pierre, porque tú eres tan auténtico como tus gritos que rompen lunas.

sasasa ya tu sa.

Naturally dijo...

..Nunca me gustó tanto mi nombre...


.

Un lindo post!!

.


Ya no te vayas por mucho tiempo ESCRITOR.

Mu.- dijo...

me caeríe bien una ale para soltar mis sofías en este momento. me la prestas?

Anónimo dijo...

De todas maneras el dia que me large de este circo 3 funciones e, va a salir mi alter ego a invitarle cafecito a tutti li mundi, sobre todo al frente

Que viva la gente que se cree creativa porque propone hacer una carnaval con su vida y su vida un carnaval! yeeeeeeeeeee, eeee

maria eugenia

Imberbe_Muchacho dijo...

yo sabia que no ibas a demorar mucho :P

esta pedeitne lo de Quilca...y otro chifa

noseasloco dijo...

"Mi pequeña hermana que ya no es tan pequeña porque tiene quince años y probablemente un novio al que pronto tendré que destripar"
JAJAJAJAJAJA!!!

tranquilo PIERRE celofan!

Andrea dijo...

que lindo post, buenisimo para el regreso, no abandones el blog por mucho tiempo (2 semanas? parece que fue más tiempo) se te extraña :(

chika migraña dijo...

Hola pacazo!!!

No recuerdo haber escrito cuentos a los 15 años, sí leía y llenaba mi diario casi todos los días [ahora cuando lo leo veo lo diferente que pensaba].

Es gracioso pedir ayuda al hermano mayor, la verdad es que los míos eran un par de enajenados que no me hacían la tarea bien.

Una vez le dije a mi hermana, cuando estaba en 4to de primaria, que me ayudara con un problema pero la tarada le metió algebra. Le dije que nooooo, que así no era, pero ella terca alucinó que con eso me iba a destacar en el lonsa. Cuando llegué borré lo que ella escribió y me copié.

¿Por qué nunca me mandaron a escribir un cuento eh?

besossss

IO ps dijo...

Tip: doble interlineado, tamaño de letra: 12 y en bold jajajajaja
Un ajuste de margenes y la pagina de Ale se convierte en 4 paginas. VOILA!