viernes, 5 de junio de 2009

el comienzo del cuento

Esto es casi lo mismo que tirarse la pera del colegio. Como el niño del cuento de Carver que se queda en el sillón viendo televisión y luego se va a pescar. Cuando vuelve a casa sus padres están a punto de matarse y nadie le presta atención a su pescado. Es un poco triste pero en todo caso es sólo el final del cuento. Y además es sólo un cuento. Cuando era chibolo y nos tirábamos la pera del colegio íbamos en mancha a jugar nintendo. Una vez también bajamos hasta la playa de Miraflores y era invierno. Han pasado quince años pero esto sigue siendo un poco como tirarse la pera del colegio. Es un poco aburrido pero en todo caso, es sólo el comienzo del cuento. ¿Cuántas cucharadas de cocoa se le echa a una taza? ¿Cuán grande puede ser una hoja en blanco? ¿Qué tan lejos está la playa?


5 comentarios:

Carlitos Lavida dijo...

Yo en el mejor de los casos llegaba tan tarde que no me dejaban pasar,pero luego hice medio ciclo de Diseño Gráfico durmiendo en los parques, durmiendo y leyendo, gracias mamá por perdonarme... por encontrarme en el parque y nodecirme nada hasta que regresé a casa.

En cuestion de peras ya no me hago paltas.

Sfumato de Marte dijo...

Yo nunca me escapaba, quizás sería porque mi cole era grandote, verde y acogedor.

O sea: un jardín del edén en comparación de la polución externa.

Flucito dijo...

La hoja en blanco es inmensa, Pierre, es inmensa, por la csm!!!
Anoche me di cuenta de eso. Pero, son más tristes los finales de los libros.
Tirarse la pera es chevere, lástima que ahora sea tan cabrón de no poder hacerlo.

Anónimo dijo...

TE BORRASTE DE LA FOTO PENDEX!
LA MAMA DE NICO

m dijo...

a este texto se le notan todas las cosas que escogiste omitir, casi puedo leerlas...alguna vez has notado TANTO q algo falta deliberadamente, q simplemente puedes verlo? bueno, puedo leerlo

no es algo malo, sólo es algo que observé, a pesar de que no es observable

te podrás imaginar a qué se debe este comment jajajajaja. me acuerdo cuando me contaste eso de tirarse la pera y que me pareció tan elaborado comparado con el muy venezolano y literal "fugarse de clases"