domingo, 30 de diciembre de 2007

=D


He de decirles, antes de comenzar, que esta mañana acabé de leer Wilt de Tom Sharpe y pues, no me había reído tanto con un libro desde la época del cole, cuando en 1995 todo del 5to C del colegio San José de Monterrico se pasó por debajo de la carpeta un ejemplar de “No se lo digas a nadie” y vimos por por primera vez impresas en un libro palabras como: chucha, pinga, poto, puta, cabro de mierda o guasamandrapa. Supongo que no se nos podría culpar de habernos aferrado a aquel libro como a un bote salvavidas después de haber sido sometidos durante años a textos incomprensibles como El Mío Cid y La Iliada. De todas formas creo que juzgo Wilt con un poco más de recorrido librístico y es de veras una cosa para revolcarse en la cama de la risa y alegrarse de que en el mundo aún haya gente que sueña con asesinar a su esposa mientras saca a pasear al perro para que haga la caca.

Ahora bien, superada la reseña cultural, ayer estuve con Gonzalo en un concierto tributo a Calamaro. Estaba esta chica de gorrito cantando A los ojos. Gonzalo dijo que estaba muy buena y yo le dije que pocas chicas se ven feas si están sobre un escenario con un gorro revolucionario y cantando canciones de Los Rodríguez. Luego subió otra banda y el tecladista tocó una versión bravaza de Sin saber qué decir. Más tarde durante el concierto Mari me mensajeó y me dijo que estaba viendo aquella película de Woody donde un hombre se enamora de una oveja. Parecía haberle hecho impresión la escena.

La última banda que tocó se llamaba La Pálida y en ella tocaba el gran Tavo Castillo de Frágil. Yo siempre vi al Tavo tocar teclados e instrumentos raros pero ayer tocó el bajo y en otras canciones la guitarra. El vocalista era otro loco. Una mezcla de Sabina con Miguel Abuelo usando unos lentes de Héctor Lavoe y con cierto modales de Xuxa. Hizo un show increíble y tocó una versión alucinante de Pasemos a otro tema y Cartas sin marcar. Luego la gente empezó a hacer un pogo y algunas botellas de chela se iban destrozando bajo sus zapatos y entonces Gonza, que ya se la había pegado, dijo que era buen momento para irnos.

Hoy he ido a recoger mi pavo de San Fernando. En las calles aún se respira cierta resaca navideña y aunque la gente te empuja en los supermercados, me encuentro extrañamente de muy buen humor. Debe ser por Wilt o talvez, porque hay un pavo descongelándose en mi cocina y mañana van a venir mis amigos a comérselo. Ha sido un buen año. Estoy emocionado. Estoy haciendo una lista de las canciones representativas del dosmilsiete. Ahorita me voy a ver Almost Famous y mañana voy a empezar a leer Un tal Lucas. Ha sido uno de los mejores años en años!


5 comentarios:

María Virginia dijo...

coño yo estoy tan feliz de que tu año nuevo vaya a ser bonito
:)

Kño dijo...

qué gracioso, es tan opuesto al mío que podría hasta pensar que D's se está últimamente poniendo cachaciento conmigo.

Ojalá Pierre que el próximo sea aún mejor (yo me contento con un "mejor" a secas.

Chika migraña dijo...

Tú que pensabas que tu amigo secreto era un tremendo huevas... el mío le gana

LE GANA

me regaló un

TAPETE
UNA ALFOMBRITA

una vaina para el piso alucina


WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
[pa que veas que aun lo malo
puede ser peor]

Flucito dijo...

Pucha... T'envidio. El 2007 no ha sido muy amable conmigo y, aunque no creo en fechas mágicas, sólo espero que todo esto termine pronto.

alfredo dijo...

y yo no he estado ahi