martes, 11 de diciembre de 2007

Noticias de H


Mi tío - el gran H - se ha metido a estudiar Kung Fú en el estadio nacional. Me dijo que un día se había subido a la balanza y pesaba noventa kilos. H siempre ha sido flaco como un coyote pero ahora que hay poco trabajo en la planta recicladora, se ha tirado al abandono como un viejo gamonal y le está saliendo panza. Últimamente viene a casa, se sube el polo y me la enseña consternado. Se agarra un buen pedazo de mondongo frente a mi con ambas manos y me dice – ¿Qué es esto Pierre? ¿Qué coño es essssto? – Es muy raro verlo con panza porque él siempre ha sido muy flaco pese a que traga como un verdadero chancho del Armagedón. De todas formas dice que no quiere que le de un infarto y tres días a la semana recorre Lima para ponerse a la custodia de un profesor de Kung Fu que hace que Pai Mei luzca como Jane Fonda.

Últimamente he estado leyendo de nuevo a Bukowski y me he enterado que ese salvaje vivió 73 años. Es loco, porque en casi cada cuento que uno lee en La máquina de follar, su alterego Hank acaba de salir del hospital y el diagnóstico es que si bebe un trago más morirá. William Burroughs, autor de Yonqui y de El Almuerzo Desnudo, dos novelas sobre el mundo de las drogas con una fuerte carga autobiográfica, vivió 83 años, Aldous Huxley, autor de Las puertas de la percepción, un ensayo profundo sobre los efectos de la mescalina, (extracto del peyote) vivió 69 años y Henry Miller que se folló a medio Paris y Nueva York en Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio respectivamente, vivió 89 años!

Hay gente que simplemente ha nacido para sobrevivir. Y yo creo que, haga Kung Fú o no, H no se va a morir de un infarto ni nada por el estilo. H es un superviviente. Un highlander. Yo lo he visto comerse medio kilo de carne en mis narices así como también lo he visto sobrevivir temporadas en las que arrastraba cincuenta kilos de hueso y pellejo sobre la ciudad. Lo he visto taxear madrugadas enteras un tico viejo y abollado en el que no me subiría ni para salir del infierno y lo he albergado en mi casa cuando la pena no lo dejaba almorzar más que cajas enteras de cigarrillos y cenar latas tras latas de café.

Talvez es sólo un deseo mio que H no se muera nunca y no una posibilidad real. De él he aprendido el rock, la vagancia, el abandono, la irreverencia y a no temerle a las noches en vela. En cinco horas tengo que despertar para ir a trabar, pero bueno, hoy me he acordado de H. A quién carajo le importa el trabajo?




15 comentarios:

Emilio dijo...

no te importa el trabajo, no me importa el estudio. entiendo de que hablas...

Eqiz dijo...

no todo tiene que ser chamba nooooooooo


liberarse de la matriX!

lamujeral dijo...

lo unico bueno de mi trabajo es la avenida pardo y sus faroles

Chika migraña dijo...

Me gustaría no preocuparme tanto, pero no puedo.

Esa es una de las cosas que más me agradan de ti pacazo.

Mu dijo...

yo trabajo. Luego existo. Literalmente.

Florazul dijo...

Recuerdan la pela 'Un día de Furia'?
Pes así toy.
DENME UNA FUCKIN AMETRALLADORA Y YA VERÁN!!!!

diego dijo...

yo no trabajo, y estaría muy bien si tuviera dinero.

pd. que bueno que hayas vuelto.

Anónimo dijo...

Gracias por regresar Pierre (:

lopo dijo...

lo único bueno del IPP es la gente con la que paro, y la gente que conocí..

claro que también las largas caminatas nocturnas por 2 de Mayo.

y ella.

que me enseño a no ser imbécil.

Kño dijo...

Comparto las caminatas de Lopo, es divertido conversar con él.

Viva el chicle

Y gracias por los comments :)

Por otra parte, tu post es extrañamente cercano: Yo dejé el ciclismo y empecé a convertirme en el personaje de Michelín :(

Y bueh, mañana a la oficina, tiene su lado grato subir comments a posts buenos mientras trinan los pajaritos.

daniel.nakasone dijo...

pucha yo ya debo emepzar a trabajar...bueno a trabjar y esperar que me paguen...

pero, quien no quisiera escribir cuentos pornograficos y venderlos por la calle y usar la plata para irse a un bar de mala muerte, como hacía Miller

=(

regina reinadecapitada dijo...

yo soy una firme convencida de que uno se muere cuando quiere morirse y que por eso burroughs, hank y esa gentita vivieron tanto, a pesar de los excesos.

la gente que hace dietas y va al gimnasio se muere pronto pese a tantos cuidados. y no digo que el ejercicio no sea bueno, funciona, pero toda esta cultura del fitness que te venden por la tele con el mensaje subliminal de que si no eres "bonito" nadie te va a querer pone a la gente tan tensa y paranoica que ni todo el ejercicio del mundo logra que no somaticen y se mueran de un tumor o infarto logrado a punta de paranoia (que también sucede). si es que no se suicidan porque no logran el ideal de belleza o salud que cambia cada cinco años (o menos).

por eso yo voy a seguir viviendo. y voy a vivir mucho. un día pensé que no podía ser así, pero ese tiempo ya pasó, pasó cuando me di cuenta de que necesito hacer muchas cosas y que si me suicido no las podré realizar y de todos modos para qué suicidarse porque nadie te obliga a quedarte pero tampoco a irte. aquí estoy pues, arrastrando mis niveles altos de colesterol, mis cálculos y mi rodillas maltrechas. pero todavía me falta mucho cuerpo por gastar, muchas cosas que escribir, muchos besos que dar y muchos recorridos nocturnos por hacer.

busy bossy dijo...

yo no creo que la muerte llegue cuando uno quiere

y ser relax es lo mejor, ya me di cuenta, hay más tiempo para todo aunque te cueste un poco más de chibilines, pero lo vale
cha ya parezco fan del interbank

Flucito dijo...

Lo mejor es morirse después de haber vivido, sino, es como que continuaras haciendo lo mismo.

H va a morirse, no le queda de otra, pero antes que se folle medio París como quien hace un par de Katas.

Flucito dijo...

Lo mejor es morirse después de haber vivido, sino, es como que continuaras haciendo lo mismo.

H va a morirse, no le queda de otra, pero antes que se folle medio París como quien hace un par de Katas.