domingo, 5 de abril de 2009

lectura de domingo

En -El amante de la China del Norte- de Marguerite Duras, nunca se menciona el nombre de los dos personajes principales, a pesar de que se trata de una historia de amor y de que si se da a conocer el de otros como Paulo, Thanh, Pierre y Hélene. Lo extraño es que no me he dado cuenta de eso hasta el final. Me resultó natural que ellos simplemente fueran: el chino y la niña. Ahora me alegro de no tener sus nombres. Tal vez así olvide más rápidamente su historia y desaparezca esta sensación de melancolía tan honda que me ha dejado. Grave error terminar de leer este libro en domingo. Grave error ir al parque a leerlo y sentir que el invierno finalmente asoma la cara. Ver pasar a los aviones. Volver a mi cuarto amarillo. Saber que es domingo. Sentirlo.

Erich se me acercó el otro día. Dijo que odiaba Capote por tener la capacidad de hacerle amar a una mujer tan loca como Holly Golightly. Una mujer de la que más bien habría que huir. Le dije que a mi también me pasó lo mismo cuando leí Desayuno en Tiffany's. Que era inevitable perder la cabeza e incluso alterarse al oír su nombre después en alguna conversación cualquiera. Como si alguien dijera una mala palabra.

Me pregunto si pasaría lo mismo de no tener ella un nombre. Y me pregunto también qué pasará con el chino y la niña. Quisiera confiar en que su anonimato me ayude a olvidarlos.

No apostaría todas mis fichas.



este es mi libro, me lo robé de Metro porque la cajera me trató mal cuando se me rompió la leche chocolatada sobre la bandeja. tal vez sea el karma que vuelve a mi

.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando puedas, consigue la película
llama bastardo!!!

la mamá de nico

Nia dijo...

tenía 13 años cuando leí ese libro...sentí que ya no era nada virgen cuando terminé de leerlo, en mi caso, un día de verano.

AntonellaB. dijo...

domingo es un mal dia para los finales dear

plantita burocracia dijo...

pier estoy orgullosa de ti



xD

noseasloco dijo...

chorear un libro es la voz...

asesina_serial dijo...

Yo lo leí cuando tenía como 14 años. Recuerdo masturbarme leyendo el pasaje donde la niña y el chino se acuestan por primera vez, en el graconiere o como se escriba. Me parecía muy poderosa esa forma de narrar: "Me tocó, lo toqué, lo miré". Dan ganas de aventarse del mar que te aleja de Saigón y de Sadec. Lo curioso es que lo leí en la misma edición de pasta dura re RBA que te robaste en una clara lección de justicia poética.

no decir dijo...

es que a veces es mejor el anonimato, pe...

y pienso en tangos en parís...

a veces, es mejor no saber para tener la ilusión de, efectivamente, no saber (aunque se sepa igual. porque tarde o temprano, todo se sabe)

coincido con eso de los finales y los domingos... sólo te faltó la luz mortecina de media tarde y de ahí a un paso de suicidarte! :P

ahora, una lectura bonita y superficial, de lunes :)

Edadsol dijo...

jajaja

mal karma esos libros.

pero si lo lees de nuevo se te pasa la melancolia creeme
la segunda lectura mas analitica te quita el mal sabor

Anónimo dijo...

chango maligno:
tatatatatatata ta!!!
eso no se hace como te vas a robar un libro?
malo sucio cochino, pufi caca
tonto tonto tontin!!!

cuando me acuerdo de esto me da risa mal...
te extraño maldito

reinadecapitada dijo...

nunca he tenido el valor de robarme un libro, y pude hacerlo con uno de auster en la feria, pero no pude.

tengo esa misma edición de "el amante...". aún no la leo. también tengo "desayuno..." y tampoco lo leo. después de lo que comentas me da mala espina leerlos. ¿por qué será que la literatura no es un buen remedio contra la depresión?

m dijo...

bueno no se tu, pero en mi experiencia
lo que uno recuerda no es el nombre sino el personaje en sí... obviamente holly golightly ha sonado siempre muy duro pero tú estás enamorado perdidamente de holly golightly que en tu vida real nunca se ha llamado holly golightly, mas bien ha cambiado de nombre mas veces que un perro bajo la tutela de un bebé, pero es el personaje lo que te pone maaaaaaaal jajaja

particularmente siempre olvido los nombres de la gente en las peliculas y libros, solo henry chinaski, rob gordon, red (shawshank) y dean moriarty han pasado la prueba de fuego. te lo juro que siempre tardo media hora en recordar a sal paradise, pero pocos son mi idolo como lo es él

lamento decirte que te vas a acordar por siempre del chino y la niña, tal vez y sobre todo PORQUE son solo el chino y la niña

saludo playero

Sfumato de Marte dijo...

Holly es una vengadora, el anonimato es para los rufianes huidizos que no deseamos enlazarnos.

(*) Miss Golightly es mejor en el libro, la película es para los admiradores de la Hepburn, igual nada mala por cierto.

Miriam dijo...

Para algunos tal vez todos los seres enormemente atractivos sean inconvenientes. Es la mejor forma de seguir solos.
Al menos yo encontrè que eso explicaba mucho de mi vida.
En cuanto a robar libros, un dia casi me robo uno que salia muchaaa plata, mucha, pero era de Cortazar, justito el, no pude. Era una biblioteca, no estaba catalogado y probablemente en este pueblo del carajo nadie lo valore pero me hubiera sentido como el carajo. Creo q hubiera traicionado algo imposible de traicionar y encima me hubieran descubierto de noche tratando de tirarlo entre las rejas en un intento por devolverlo.
Marguerite Duras. Mina dura si las hubo.
Yo no tengo domingos vivo de lunes a sabado, es mi unica forma de no tirarme al rio.
saludos desde por aqui.