miércoles, 23 de julio de 2008

Comida china

Presiento que en el chifa de por mi casa se esconde la muerte. El lugar es un palacio, y los meseros andan demasiado contentos y serviciales para ser meseros de chifa. Además está aquella enorme anguila negra durmiendo en la pecera. Sus secos ojos color turquesa. ¿Quién podría decir si están abiertos o cerrados?.

Al volver tarde de la agencia entro al lugar. Son las doce de la noche y casi siempre soy uno de los cuatro únicos tipos sentados en un salón hecho para doscientas personas. Pido una sopa wantan de siete soles y el mesero me la trae como si hubiese ordenado el plato más caro del menú. Luego miro a mi alrededor. Entre las altas columnas distingo a una pareja que come en silencio, mas allá dos tipos conversan en chino y se rien en chino. No podría intentar ni siquiera adivinar de qué están hablando. Vuelvo a mi sopa y la bebo lentamente.

Ayer llegué un poco más tarde y preferí pedir la comida para llevar. Mientras esperaba en el sillón de cuero me puse a leer Shangai Baby de Wei Hui. Lo acabo de comprar el fin de semana. En la contratapa dice que en la China quemaron publicamente cuarenta mil copias de este libro por su naturaleza sexual y decadente. Luego las ventas en el mercado llegaron a más de dos millones de ejemplares.

En la portada del libro hay una chinita de piel dorada con unos ojos muy sensuales. La mirada de aquella china y la de la anguila dormida no se parecen en nada. La de la anguila me da miedo y la de la mujer me atrae. Sin embargo, ambas inspiran en mi un extraño estado de alerta. Mirarlas es como imagino que debe ser estar perdido en el centro de un mercado de Shangai. Los carteles no dicen nada que puedas reconocer y la gente bien podría estar ladrando o aullando y te daría lo mismo. Terrible, pienso.

El mesero viene con mi comida lista en una bolsa. Sonríe amablemente y también trae aquella rara mirada de la mujer y de la anguila. Es probablemente el único mesero de chifa de toda la ciudad que aún sonríe, pero de alguna forma eso me pone paranoico. Le agradezo con una venia y luego le doy la espalda mientras camino hacia la puerta. Entonces es que siento que la anguila me está mirando. Quisiera decir que ha despertado, pero ahora me doy cuenta de que nunca ha estado durmiendo.

Apresuro el paso mientras imagino su cuerpo flotando en la pecera como un brazo muerto y morado al fondo del mar. Mientras empujo las puertas de vidrio hacia afuera puedo sentir al mesero, la recepcionista, la pareja y los dos tipos dejando su comida y conversación de lado para observarme salir de su lugar. Un lugar al que yo he entrado por error. Por un instante muy breve el pánico me invade, pero ya el aire sucio y trivial de la avenida aviación ha logrado colarse y me ha devuelto a la calle. Pienso que he escapado por poco. No se bien de qué. Pero me alegra estar de vuelta en la avenida y ver a un perro escarbando una bolsa de basura. Inhalo profundamente el smog de todo el día y suspiro aliviado. Luego subo hasta mi departamento y pienso en todos aquellos chinos dispersos por el mundo, en sus libros y en su enormes restaurantes. Me pregunto ¿De qué rayos estarán hablando todo el tiempo? ¿Cuándo es que planean dar el gran golpe?

16 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

genial nuevamente Pierre...muy bueno
Nuinca he visto miradas ais en los chifas, por mi casa hay miles y sin embargo siempre he notado miradas amabales de ellos. seguro son del otro bando
Estoy leyendo "el guardian entre el centeno" excelente recomendacion no se de donde sacan tiempo para leer tantos libros, quisiera ese tiempo que me falta proque sin leer em siento como ido, como muerto.

marií dijo...

estás igual a rafa. es raro, no creo que sea odio ni racismo es sólo que estos conches chinos son demasiado misteriosos, no se puede con ellos no se puedeeeeeee

pero hacen buenos caramelos de arroz =D

Anónimo dijo...

por mi casa hay un chifa nuevo. se llama "chifa panda" y en el cartel del local muestra a dos pandas en sospechosa actitud. ayer, pasé de noche por el chifa, el chef estaba fuera del local fumando. al lado tenía un tipo que le hablaba un poco gritando y le decía: "¡china aquí, perú allá!". el chino fumaba y parecía putear al tipo en silencio o tal vez lo admiraba o a lo mejor lo escuchaba. nunca se sabe con ellos.

Erika Almenara dijo...

Yo quiero comer chifa, no importa.

Anónimo dijo...

Sí, es un complot de los chinos q nos guste tanto su comida.
Isa

... dijo...

a mi me gusta un chino...:D

marii dijo...

de acuerdo con erika

Anónimo dijo...

Leí "Shangay Baby" hace tiempo, la verdad que me cargó, lo encontré sobre dimensionado, mucho ruido para tan pocas nueces.
Sobre los chinos no digo nada, nunca he convivido con uno como para poder opinar de ellos... ¿quién no te dice que nosotros somos tan misteriosos para ellos como ellos para nosotros? anda a China, seguro que allá tú serás el raro.
F.

Anónimo dijo...

cuando vivia en barranco habia un chifa la que siempre iba, la dueña,una china of course cada vez que te atendia parecia que te iba a soltar un karatazo...
Unbuen dia de aquellos fuipor mi chifa nocturno y resultó que el chifa se haba incendiado... dice la gente que fue por venganza de una mafia contra la gente de ese chifa

Asi que ahora solo como burger king, yeeeeea

Mac donalds

Martín dijo...

Todos están planeando algo, por eso hablan en un idiome que no entiende nadie y casi nadie quiere aprender. Huye, Pierre, mientras puedas, huye.

shung dijo...

solo me gusta el wantan xD
no mas!
has leido shangai baby?
yo no encuentro! =(

Kinky Devil dijo...

yo iwal lei changaibeibi... es weeeeeeeena... me tomo tiempo sí, pero wena!
yo kreo ke el chifa esta over rated...
y el chino del ke me enamore me dejó en menos de una semana...
buaaaaaaaaaaaa!!!

Carlitos 7.9 dijo...

Ya está ya, Ed saldrá todos los dias, asi como Liniers , como en Condorito.com o como los chistes de Mafalda en el COMERCIO.
Todos los dias a las 7pm: Ed nuevito, hasta que llegue la primavera.
copiar pegar

kara::kara dijo...

Pye de remolachas fritas, te has vuelto todo un escapista, desde tus encuentros cercanos del tercer tipo con muchachitas cosmopolitan ya ni vienes. Me vengaré muajaja.
Ayer estuve por la feria del libro, me compre el libro de tu amigo gonza que parece no gustar de que le digan gonza en vivo y en directo, pero son cosas que se te quedan luego de visitar tu jaifaiii.
Sobre lo de los chinos no pienso decirte nada, los comentarios ya se han deformado mucho por acá.
Últimamente hay mucha comida en tus post, se te ha quedado lo de la aventura culinaria quilqueña...tu si sabeeeees!
xD

Eleafar Cananita dijo...

pierre, eso pasa por leer mafalda

noseasloco dijo...

visite el chifa Mi amigo, buenazo!! hay dos mozos, uno que te atiende alegre y otro que pareciera maldecir... en el ejercito con salaverry... los dueños parecen ser chinos buenos...