domingo, 13 de julio de 2008

Pollo

Hoy al salir de casa vi a un niño de la calle con la nariz pegada a la ventana de una pollería. Estaba viendo la tv en la que pasaban una de las comedias antiguas de Jim Carrey. Yo iba camino al cine así que no me detuve, pero después de una cuadra me dio algo y volví. Era la cara del niño. Se te quedaba dentro y te decía cosas. Yo no sabía exactamente para qué volvía. Creo que quería invitarle a comer para que viera la tele tranquilo, pero como soy muy bestia sólo entré a la pollería y pedí un cuarto de pollo para dárselo. El tipo de los pollos tenía muchos pedidos y le estaba tomando tiempo. Yo miraba hacia la ventana. A veces me parecía distinguir aún su silueta. Cuando salí con el pollo, el niño se estaba subiendo a un bus y frotaba un peine contra una lata de leche. Me quedé allí en la puerta de la pollería mirándolo con la bolsa balanceándose entre mis dedos. El semáforo cambió a verde, el bus se fue y yo todavía seguía allí. El olor del pollo subía a mi desde la bolsa plástica. No sabía que hacer. Luego pensé que si seguía el bus el niño tendría que bajarse en algún lugar cercano. No creí que hubieran muchas posibilidades pero igual me eché a andar. Alzaba la cabeza hacia el otro lado de la avenida para ver si venía en un bus de regreso. Cuando llegué a la Angamos todavía no había ni rastro de él. Estaba pensando en que la película que quería ver estaba a punto de comenzar y seguro no me iban a dejar entrar con el pollo. Pensaba en los domingos dentro o fuera de casa y estaba a punto de enloquecer de pena cuando me lo volví a encontrar. Siempre me ha parecido una mierda aquel dicho de que la gente tiene sólo una oportunidad y allí estaba aquel niño para probar mi teoría. Estaba sentado sobre una silla alta en la barra de una sanguchería de esas donde los borrachos compran sanguches de tres soles. Los pies le colgaban y se estaba comiendo un pan con queso o algo parecido. Talvez las chicas de la sanguchería se lo habían regalado. Me acerqué hasta él y cuando me miró le hablé. Le conté toda la historia de cómo le había visto viendo la tele y le había comprado el pollo y luego él se había ido y yo había querido volverme loco hasta ahora que lo había vuelto a encontrar comiéndose un pan pero a lo mejor si ya estaba lleno podía llevar el pollo a casa para sus hermanos o comérselo en el desayuno y bla bla. La cosa es que como yo cuando me pongo nervioso hablo muy rápido debe ser que el niño a lo más me entendió: asjdJa ajAljsoa JAosoaiwoiao POLLO joasjodajs POLLO oaenenaeepir POLLO!. Cuando terminé nos quedamos allí mirándonos unos segundos. Luego me fui corriendo presa de un ataque de risa. Lo bueno es que al menos se quedó con el pollo. Yo ya no llegué a tiempo para ver la película que había escogido así que me metí al cine a ver Paris Je T'aime. A ratos las historias eran tan buenas que sentía que las estaba viendo a través de la ventana de una pollería. Entonces me daba como un frío, una sensación de nariz pegada al vidrio y un deseo intenso de que alguien viniera y me regalara un pollo.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

pierre.. eres lo máximo :)

Martín dijo...

Pierre, esto es demasiado para un lunes por la mañana. Demasiado.

éowyn dijo...

:)

Erika Almenara dijo...

Oye!!!! Tienes blog nuevo. Maldito, no avisas.

Asesina_Serial dijo...

Pierre, te amamos¡¡¡¡

Erika Almenara dijo...

Está de puta madre el texto Pierre. Ahora que extraño jodidamente Lima me topo con este texto que resume tanto de la realidad peruana....
un abrazote, Pierre siempre querido
Eri

reinadecapitada dijo...

ahora tengo hambre y tengo pena, pierre


debo ver paris te amo

no puedo comer pollo, maldito hígado : /

pero todavía me puedo enamorar de nuevo :D

marií dijo...

venía leyendo y es que me moría si no le dabas el pollo!!!! en la vida real me hubiera vuelto loca si no llegabas a darle el pollo!!! pero lo mejor es cuando la película es tan buena que sentías que la veías a través del vidrio

espero que no sea recurso literario,
por eso estabas tan emocionado ayer?

hurryyy cuz no one's gonna be stoppedd na naa na naa not if you siiiiinggg sing sing sing =D

con este post, sí que la semana promete!! =DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Ine dijo...

aaaaaaaaaaa si o no buenasa paris je t'aime!! yo la vi ayerrrr, cuando salimos de nuevo? llamame o te llamo cuando haya algo cheere ya? me vacile bastante ese dia, besos!

MuSa AnTiSoCiaL dijo...

Eres mi Heroe !

rusa blanca y regalona dijo...

Si quieres yo te regalo una paloma cuculí de mi techo.

Imberbe_Muchacho dijo...

Pierre, en serio es demasiado!
lo maximo este texto tambien, ta mare que bien escrito está.
Saludos!

yope dijo...

Pierre, recuerdas que vimos a ese chiquillo hace un tiempo?. Yo también hice algo parecido cuando lo vi y me lo encontre en la sanguchería. Resulta que su viejo es el dueño de la sanguchería (y de unas 3 mas que hay en esa avenida) y lo unico que come el chibolo son SANGUCHES!! por eso las ganas de un buen pollito!! que chevere que lo hayas ayudado..

chika migraña dijo...

Por post como estos es que no dejo de adorarte pacazo.

Esa película la vi el domingo y me gustó, me acordé de la maga y por momentos [aunque sea demasiado jalado de los cabellos] pensé que sería un poco loca como Natalie Portman, gritando por las calles [con o sin motivo] aunque siempre he pensando que la maga era bastante callada y tranquila, como temerosa de todo.

Tu libro seda lo tiene la Regia así que fácil un día de estos vamos a acosarte [y a pedirte nuevos libros eh].

Un abrazo.

Paz Breli dijo...

Me encanto esta buenisimo!