martes, 16 de septiembre de 2008

Día -15

No sé si se han topado con esa gente loca que viene y te pregunta que cómo es tu chica o tu hombre ideal. Lo más cague de risa es que te lo preguntan como quien dice cuánto calzas o qué carro me deja cerca de tu casa. Santa mierda. Que si te gustan las rubias. Que si las morochas. Que si las potonas o las tetonas. Que si las cariñosas o las perras del infierno. Y un carajo! Yo me quedo con todas! ¿Cómo vas a instaurar la monogamia en el único lugar en el que está permitida la poligamia en masa y en paralelo? He tenido tantas tipas ideales en mi cabeza que si hubiera dormido con todas ya sería el maldito Julio Iglesias.

Vaya, que de paso me acordé que en la época de la universidad se juntaron un grupo de estas salvajes a hablar del tema. Mientras esperábamos al profe consiguieron ponerse de acuerdo sobre lo que denominaron EL CHICO IDEAL. Al pobre sujeto ya le habían escogido hasta el trabajo (arquitecto) y el corte de cabello (en rizos y muy cortito). Además tenía forzosamente que conducir una chevy color verde oscuro y llevar un pequeño labrador beige en la tolva. Lo tenían todo planeado. Si hasta daba ganas de conocerle al cabrón.

Yo no creo en las tipas ideales y por eso es que las cambio a cada rato. A lo que me refiero es a que si bien recuerdo, ninguna de mis enamoradas fue mi tipa ideal hasta que estuve con ellas y se convirtieron en mi tipa ideal. De modo que, pienso yo, si todo esto de las tipas y los tipos ideales no es más que un sueño loco mientras esperamos al amor de verdad... no convendría dejar un poco la censura e ir poligamizando la imaginación?

En lo que a mi concierne, a las seis de la mañana me quedo con una fantasía de piernas calientitas, en la cola del cine con una que no escoja scary movie 8, en la combi con una que sepa contar chistes, en la cama con una que quiera bailar y en las fiestas con una que quiera dormir. Y ahorita mismo, cerca de la medianoche, mientras la gripe ataca mi cuerpo decadente y yo voy terminando este post para irme a dormir, no puedo soñar con otra que no sea una princesa con ojos de desenfriolito, las venas llenas de mucovit, los cabellos como una gran chalina tejida en casa, la piel suave como sábanas viejas y los besos tibios... como caldo de pollo.

7 comentarios:

nadie duda dijo...

Lo de que en la cama quiera fiesta y en las fiestas quiera dormir, no se yo... lo demás puede ser.

kara::kara dijo...

esta última temporada de hueso hueso está mas peligrosa que el generador de no se que cosas que se piensa comer el mundo.

E incansablemente /MELT

Anónimo dijo...

mi hombre ideal es el que me sabe escuchar, el que me respeta, al que admiro, y respeto con quien quiero despertarme todas las mañanas y acostarme todas las noches, al que no le importa si estoy gorda o flaca, que no me impone nada, sino que me da libertad para ser yo misma, y que no quiere que sea diferente a quien soy

ah, verdad! es mi mochimomo... jeje

Cys dijo...

No existe un tipo ideal con tanto detalle, pero siempre buscas algo. Yo no podría estar con alguien que no me haga reir.

Anónimo dijo...

Caldo de Pollo pero con harta cebollita china picada...

Casiopea dijo...

lo máximo pierre, x la ptm! lo máximo.

Imberbe_Muchacho dijo...

jejeje, tu chica ideral oleria a comida.!!! jejeje

Eso de poligamizar la imaginacion deberia ser siempre, por lo menos hasta que nuo pueda ser monogamo en toda situacion. Algo dificil de lograr por cierto
lei algo de una gripe y un desenfriolito...lo maximo Pierre