domingo, 28 de septiembre de 2008

Día -4

Ayer por la mañana Karen me invitó al cine. Era una función especial y por eso era de día. Los cines no abren de día porque de día la gente anda trabajando o haciéndole huecos a las pistas. La gente en cambio va de noche al cine porque no se le ocurre otra cosa mejor que hacer. Por eso es que las películas son tan malas. Podrían estar poniendo un documental sobre los cocodrilos o aquel infomercial de los cuchillos que cortan zapatos e igual habría cola para el popcorn y todo. Sólo somos una gran masa de lemmings desconcertados tratando de evitar el final.

La película que vimos también tenían un guión asqueroso pero al menos la pasaban en 3D y te daban esos aparatos con un lente azul y uno rojo. Vimos a un escarabajo gigante apuntarnos con sus antenas. La sala estaba llena de niños con sus mamás. Estaban los niños, las mamás y nosotros dos.

Al salir del cine fuimos por unas cervezas y al mediodía se nos unió Pepe y bajamos a La Herradura por un ceviche. Cuando la cerveza hizo su efecto tratamos de convencer a Pepe de que casarse era la peor idea que había tenído en muchos años.

Luego Pepe se fue y estuve todo el día con Karen. Por la noche cuando ella también se fue, me puse a ver la película que me había dejado: Factotum. Es una película en la que MAtt DIllon interpreta a Henry Chinasky, el alterego del escritor Charles Bukowski. En la película básicamente no pasa nada que no le pase a un tipo que intenta hacerle frente al trabajo, la cerveza, los caballos y las mujeres locas. Puede resultar hasta aburrida si estás acostumbrado a los grandes dramas pero a mi me gustó bastante.

A veces cuando intento explicarle a la gente porqué he dejado mi trabajo para escribir, siento que soy una de esas películas que nadie entiende. Es como cuando L vino y me dijo: Quiero dejar mi trabajo y dedicarme a críar hongos para hacer yogurt casero. O cuando Pepe me dijo que iba a casarse. Supongo que yo tendría que convivir con esos malditos hongos del yogurt o con la novia de Pepe unos meses para saber de qué rayos me están hablando.

Fácil lo que sucede es que las cosas que a uno le gustan de verdad son como aquellos chistes privados que tienes con alguien y que nadie más entiende. Como en aquel cuento de Salinger en que una chica recuerda una vez en que se torció el tobillo y que su chico le acariciaba el tobillo y le decía "pobre Tio Wiggily". El chico del cuento muere, me parece que en la guerra, pero años después está allí esa tipa borracha recordando que él había llamado a su tobillo "Tio Wiggily" mientras lo acariciaba y eso le hacía una gracia y ternura tremenda.

Talvez por el hecho de que yo siempre ando sobredimensionando las cosas, parece que todo este asunto de dejar el trabajo para escribir se ve como una gran hazaña, pero para serles sinceros, probablemente nunca he hecho nada tan fácil. La literatura, es mi chiste privado.

Cuando estaba renunciando frente a la gerenta general yo veía su oficina y no tenía ningún libro en sus estantes. Ni siquiera la antología de Mujeres Alteradas de Maitena que le regalé una vez en un intercambio navideño. Me preguntó que a qué agencia me iba. Le dije que a ningún lado, que me iba a escribir. No parecía entender que yo estuviera dejando un prometedor futuro en la publicidad para ponerme a escribir. ¿Cómo podía entenderlo si no tenía ningún libro en sus estantes?. No pretendí que lo entendiera. Me paré y salí de aquel lugar. Yo lo entendía. Entendía a Salinger. Entendía a Chinaski. Entendía a todos mis amigos escritores y las largas noches frente al teclado. Etendía las películas en las que nunca pasa nada, entendía Factotum. Entendía el extraño chiste de la hoja en blanco y el tiempo libre para llenarla. Entendía el poema al finald e la película. Claro que lo entendía. Yo por lo menos lo entendía. Y eso era más que suficiente.

Pobre Tio Wiggily.




el poema al final de factotum:
(charles bukowski)


si vas a intentarlo, ve hasta el
final.
de otro modo, no empieces siquiera.

si vas a intentarlo, ve hasta el
final.
tal vez suponga perder novias,
esposas, parientes, empleos y
quizá la cabeza.

ve hasta el final.
tal vez suponga no comer durante 3 ó
4 días.
tal vez suponga helarte en el
banco de un parque.
tal vez suponga la cárcel,
tal vez suponga mofas,
desdén,
aislamiento.
el aislamiento es la ventaja,
todo lo demás es un modo de poner a prueba tu
resistencia, tus
auténticas ganas de
hacerlo.
y lo harás
a pesar del rechazo y las
ínfimas probabilidades
y será mejor que
cualquier otra cosa
que pudieras imaginar.

si vas a intentarlo,
ve hasta el final.
no hay sensación
parecida.
estarás a solas con los
dioses
y las noches arderán en
llamas.

hazlo, hazlo, hazlo,
hazlo.

hasta el final.
hasta el final.

llevarás las riendas de la vida hasta
la risa perfecta, es
la única lucha digna
que hay.

7 comentarios:

me gusta diseñar dijo...

CSM!
ahora estoy en casa, chambeando porque nelsno me dijo que llevar todo hasta el final, porque es el el único que cree en mi, incluso más que yo misma, y por eso me voy a casar con el cuantas veces sea necesario hacerlo, y también voy a sembrar hongos si el me deice que eso funciona, nadie en mi vida coschina se había amanecido para que yo descanse y el pueda avanzar con la chamba.
Y TODAVIA AHORA, CON SOLO HABER DORMIDO 3 HORAS SEGUIMOS DANDOLE A ESTA HUEVADA, en 6 años en la maldita agencia nunca me había sentido tan feliz!

Vivan las tinas de pata de león!

Pd: Ves? y yo te dije que como era posible que no me regalaras el libro a mi y en vez de darselo a esa cretina sin corazón

Ravnoss dijo...

mandar todo al diablo x hacer lo que realmente queremos hacer es un privilegio, no lo pierdas.

Flucito dijo...

Puta madre Pierre, ahora tienes un don, multiplícalo.

Patricio Eleisegui dijo...

Dios!

Bukowski tiene esa cosa... que despierta ganas de incendiar el planeta...

... para llegar hasta el final.

La puta madre, qué bueno. Qué asquerosamente bueno...

"hazlo, hazlo, hazlo,
hazlo.

hasta el final.
hasta el final."


Hazlo, niño.

Y si la cosa se complica, yo haré lo mismo que Baudelaire con el mendigo que le propinó una soberana paliza al poeta: compartiré mi bolsa con vos. Y la misma botella...

marií dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marií dijo...

la única lucha digna que hay...buenisimo no?

'se perro tiene razón pe. a mi bukowski me parece uno de los pocos tipos en el planeta que tenía alguna idea de lo que estaba diciendo, no crees?
viste qué buena factótum?
manuel siempre dice cosas de los libros que no llegan a ningún lugar pero con todo y q los critica, algunos de esos cuentos o libros le parecen buenos...algunos sólo dicen nalgas XD tío wiggilyyy!

me encanta cómo has dicho que la literatura es tu tío wiggily, es una de las cosas más bonitas que te he oido decir :)

ah y
este post está de ppppmare

(y lo leí con respeto)

tú lo logras pierre, lo logras maaaal

éowyn dijo...

Pierre, sólo quería decir que - aunque no por las mismas razones - yo también dejo de trabajar mañana y que tu blog me ha acompañado muchisisisisimo por estos días y muchos más antes de esta temporada final. GRACIAS :)

Y ese poema me parece genial, aunque nunca he sido fan de Bukowski. (Yo he preparado mi mail de despedida con una frase de Éluard, que va más conmigo.)